Buenos ejemplos de

Somalia: Grandes desafíos esperan a la viceprimera ministra

Fauzia Yusuf Haji Adan, flamante canciller de Somalia y primera mujer en ocupar el cargo. Crédito: Abdurrahman Warsameh/IPS

Por Abdurrahman Warsameh

MOGADISCIO, nov 2012 (IPS) – Fauzia Yusuf Haji Adan está destinada a convertirse en la “Dama de hierro” de Somalia. La primera mujer en ocupar el cargo de canciller y viceprimera ministra en este país del Cuerno de África es originaria de la no reconocida y autoproclamada República de Somalilandia.

“Conocemos a Fauzia como una persona con una fuerte determinación y accesible, a quien le gusta generar consenso”, señaló Mohammad Daahir Omar, desde Hargeisa, capital de Somalilandia.

Omar trabajó con Adan allí, donde desempeña un papel activo en la política local.

“Pero cuando tiene que tomar una decisión, se lo propone y trabaja para convencer a los otros. En general ha tenido éxito y por eso es considerada la ‘dama de hierro’ de Somalia”, dijo a IPS para explicar la fuerte voluntad de Adan.

La flamante canciller, quien regresó de su primera visita oficial al vecino Yibuti el domingo 18 y se perdió la ceremonia de asunción del nuevo gabinete tres días antes, asumió el lunes 19 un cargo clave en un país con varios desafíos en materia de política exterior.

La información sobre la vida de Adan es escasa, en especial porque se ha mostrado renuente a dar entrevistas a la prensa. Según Omar, gracias a su capacidad para generar consenso, la nueva canciller podrá contribuir a acortar la brecha entre el gobierno y Somalilandia.

Una de sus primeras tareas será promover las delicadas conversaciones entre Mogadiscio y el estado del norte. Somalilandia declaró la independencia de forma unilateral tras la caída del gobierno en 1991.

“Las conversaciones entre Somalia y Somalilandia serán una dura prueba para Adan porque, siendo norteña, tendrá que demostrarle a su pueblo que no pretende forzarlo a una unión que no quiere”, dijo a IPS el analista Garaad Jama, del Centro para la Paz y la Democracia.

“Pero al mismo tiempo, como ministra clave del gobierno federal deberá representar la visión del gobierno, la inviolabilidad de la unidad y la soberanía nacional”, añadió.

Adan es una de las dos mujeres del gabinete de 10 miembros designado por el primer ministro Abdi Farah Shirdon. La canciller también tendrá que lidiar con las crecientes fricciones entre Kenia y Somalia por la creación de un gobierno local en el sur de este país.

El ejército de Kenia capturó la sureña ciudad portuaria de Kismayo, controlada por el grupo insurgente Al-Shabaab, a fines de septiembre. La localidad es uno de los bastiones clave de grupos islamistas radicales vinculados a la red extremista Al Qaeda.

Nairobi es acusada de presionar para que el sur de Somalia, conocido como Azania o Jubalandia, se convierta en un estado autónomo que oficie de zona de contención entre Kenia y la caótica Somalia. Kismayo es la principal ciudad del área.

El gobierno de Somalia se ha mostrado contrario a la creación de un estado autónomo en el sur, pues teme que se convierta en un satélite de Kenia.

Nairobi se defiende de las acusaciones, pero soldados del ejército keniata, que controlan el aeropuerto de Kismayo, impidieron a una delegación somalí ingresar en esa ciudad el 7 de este mes luego de que el líder de una milicia local objetara su llegada.

“Las señales ya no son buenas con el deterioro de las relaciones entre Kenia y el nuevo gobierno de Somalia y otros desafíos acuciantes”, dijo a IPS la activista por los derechos femeninos Maryan Muumin, de la Organización Nacional de Mujeres (SNWO, por sus siglas en inglés).

“Parece que la monumental tarea que tiene por delante la nueva canciller es clara, y es su responsabilidad lidiar con los desafíos, no solo como canciller, sino como primera mujer en ocupar el cargo”, señaló.

También tendrá que resolver el tema de Al-Shabaab, una amenaza para el gobierno en muchas partes del sur y centro de Somalia.

Al-Shabaab, que se opone a que la mujer desempeñe tareas fuera de la casa e impuso una estricta interpretación de la shariá (ley islámica) en las zonas del país que controla, amenazó con atacar a figuras del gobierno.

El grupo trató de asesinar al nuevo presidente Hassan Sheikh Mohamud el 12 de septiembre, en su segundo día en el cargo.

“Aunque ahora está a la defensiva, Al-Shabaab es la mayor amenaza para el gobierno de Somalia”, indicó el analista Jama.

“La mayor prueba de fuego para el nuevo gobierno será lidiar con el grupo insurgente, que asesinó a varios ministros y a otros altos funcionarios, y eso incluye a la canciller”, apuntó.

Adan consideró su designación como un antecedente que abrirá puertas a la mujeres somalíes.

“Es un día histórico, no solo para las somalíes, sino para todo el país”, dijo Adan tras el anuncio de su designación el 4 de este mes.

Haliam Elmi, del SNWO, dijo a IPS que la designación de Adan fue “un regalo, no solo para las somalíes, sino también para África y el mundo, porque la situación de las mujeres es similar” en todas partes.

Según ella, ayudará a aceptar la participación de las mujeres en política en este país islámico y conservador.

“Es un paso en la dirección correcta y esperamos que la sociedad finalmente acepte el ascenso de las mujeres en el ámbito político”, dijo a IPS.

Pero no todo el mundo aplaudió su designación. Un representante del clero islámico, por ejemplo, dijo que atentaba contra los preceptos del Islam.

“La sociedad musulmana otorga a las mujeres el mayor papel que un ser humano pueda recibir, el de criar a los hijos y ser jefas de hogar”, señaló el jeque Ali Mohamoud, de Mogadiscio.

“Lo que escuchamos del gobierno contradice nuestro estilo de vida como sociedad musulmana, y el liderazgo político será una calamidad para Fauzia, pero no solo para ella, sino para su familia y la sociedad, en general”, añadió.

Comentarios cerrados.